Archivo Histórico
Ayuntamiento de Mérida, Yucatán
inicio | nosotros | acervo | enlaces | contacto
Inicio > Mérida y su historia > Período independiente   Regresar
Descarga el video de Mérida y su historia Descarga el video de Mérida y su historia Obtener QuickTime Player
De interés
  - Archivo General del Estado
- Biblioteca Virtual de Yucatán
- Historia de Mérida
- Más enlaces de interés
Acervo
 
Acceder al Fondo Documental Acceder al Fondo Videoteca
Acceder al Fondo Bibliográfico Acceder al Fondo Hemeroteca
Bibliográfico Hemeroteca
Acceder al Fondo Fototeca Acceder al Fondo Mapoteca
Fototeca Mapoteca
Acceder al Fondo Audioteca Acceder al Fondo de Población
Audioteca Población
 
 
Período Independiente
De 18IO a 1867, nuestro país tuvo que afrontar tres guerras, primero contra España para lograr su independencia, después contra Estados Unidos en defensa del territorio, y finalmente contra Francia, para salvaguardar la soberanía nacional. Además, internamente México vivió constantes luchas hasta definir el sistema de gobierno y las leyes constitucionales que regirían en todo el país.
Durante este período, Mérida compartió el destino del país, aunque no participó activamente en algunos hechos como la lucha por la independencia y la guerra contra Estados Unidos, pero otros, como el conflicto interno entre federalistas y centralistas, y la Guerra de Castas, afectaron profundamente a la península.

"El comienzo"
A finales del siglo XVIII, una serie de sucesos en Europa afectó sobremanera el estatus de las colonias españolas en el continente americano: la Revolución Francesa, las invasiones a España, el debilitamiento de esta última, el nacimiento de la masonería y el anticlericalismo, los enciclopedistas, la ilustración y demás movimientos y de renovación, influyeron en las colonias europeas de aquel entonces, lo que hizo levantar los ánimos de sus ciudadanos y pedir la independencia.
La Mérida colonial no fue ajena a esta oleada de idealismos, que culminaría con la firma del Acta de la Independencia el 15 de septiembre de 1821. Sin embargo, la Guerra de Independencia detuvo la vida cultural y económica, al igual que el progreso material de la ciudad debido a que sus recursos económicos estaban sumamente mermados. Por una parte esta situación, difícil de superar con rapidez, y por otra las continuas luchas políticas entre los partidos liberales y conservadores, dejaron a la ciudad prácticamente sin cambios urbanos durante casi toda la primera mitad del siglo XIX. El tránsito arquitectónico a la vida independiente se hizo sin grandes cambios; y de hecho la ciudad no ve modificado su aspecto.

"Nacen los Sanjuanistas"
En aquel tiempo había en Yucatán dos partidos: el de los rutineros (llamados así por su postura conservadora frente a las corrientes progresistas que invadieron la península yucateca), y los liberales, representados por los estudiantes del Seminario, guiados por el padre don Vicente María Velásquez, quienes se reunían en la sacristía de la iglesia de San Juan a disertar y discutir las noticias internacionales que llegan de la metrópoli con el curso de la lucha parlamentaria sostenida entre radicales, moderados y absolutistas. Este grupo pasaría a la historia con el sobrenombre de "los Sanjuanistas".

Son un grupo de exaltados liberales, quienes, a pesar de pertenecer a la clase privilegiada y haberse educado en el Seminario Conciliar de San Ildefonso, ambicionaban sacar a la plebe de la situación en que la hacía vegetar el gobierno español.
En realidad, sus intenciones eran fundar escuelas para que el pueblo se instruyera, pero como carecían de recursos económicos decidieron abrir en primera instancia un colegio de enseñanza superior, al que se conocería como "seminario disidente".
En el grupo, además del padre Velázquez, están Lorenzo de Zavala, Manuel Jiménez Solís, José Francisco Bates, Rafael Aguayo, Juan de Dios Enríquez, Francisco Carbajal, Manuel García Sosa, Mauricio Gutiérrez, Pedro Almeida, Tomás Domingo Quintana y Pablo Oreza.

En 1812 triunfaría la causa de los "sanjuanistas" con la promulgación de la Constitución de Cádiz, pero el triunfo sería efímero: Fernando VII desconoció el régimen constitucional y "los absolutistas meridanos saciaron su venganza en los principales sanjuanistas". En Europa, terminaba el primer Imperio de Napoleón y triunfaba la reacción monárquica en España, en tanto el famoso Decreto del 4 de mayo de 1814 restablecía todo cuanto ese influjo innovador había suplantado, sin que faltaran en represalia persecuciones y venganzas de un partido contra otro. De Yucatán fueron desterrados los liberales, quienes en años anteriores se apoderaron de la vida pública por algún tiempo.

"Los primeros años"
Años después triunfaría definitivamente la Independencia con el Plan de Iguala y la entrada del ejército trigarante a la ciudad de México.
Sin embargo, la independencia solo benefició a los criollos, los cuales siguieron defendiendo sus intereses mientras que el pueblo continuaba en condiciones similares a las de la Colonia. En Mérida, los "rutineros" aprovecharon la situación al ocupar buenos puestos en el gobierno y proteger sus intereses, en tanto quienes trabajaban para ellos no recibieron ninguna mejoría.

Los primeros años independientes fueron de gran inestabilidad social en todo México: la coronación de Agustín de Iturbide, como Emperador, su derrocamiento y una continua sucesión de lo que podríamos llamar "golpes de estado" hasta que Benito Juárez ocupa legalmente la presidencia y comienza a poner orden en todo el territorio nacional.
Mérida resintió los efectos de la independencia, pues se impidió el comercio con Cuba que seguía siendo colonia española, lo que afectó duramente a los comerciantes Meridanos, y ocasionó que la economía del estado se desplomara. Intentó reorganizar su economía con base en otro tipo de productos, como la seda, pero todos sus intentos fracasaron.

 
 
El Archivo Histórico de Mérida Yucatán se localiza en el edificio conocido como “Villa Amira” en Avenida Paseo de Montejo Número 479 A esquina con 39, Colonia Centro. Comentarios y sugerencias: archivohistorico@merida.gob.mx