Archivo Histórico
Ayuntamiento de Mérida, Yucatán
inicio | nosotros | acervo | enlaces | contacto
Inicio > Mérida y su historia > Período de la conquista   Regresar
Descarga el video de Mérida y su historia Descarga el video de Mérida y su historia Obtener QuickTime Player
De interés
  - Archivo General del Estado
- Biblioteca Virtual de Yucatán
- Historia de Mérida
- Más enlaces de interés
Acervo
 
Acceder al Fondo Documental Acceder al Fondo Videoteca
Acceder al Fondo Bibliográfico Acceder al Fondo Hemeroteca
Bibliográfico Hemeroteca
Acceder al Fondo Fototeca Acceder al Fondo Mapoteca
Fototeca Mapoteca
Acceder al Fondo Audioteca Acceder al Fondo de Población
Audioteca Población
 
 
Período de la Conquista
Antes de describir los intentos de conquista de Yucatán y la fundación de Mérida, es necesario ubicarnos en el contexto social y político que prevalecía en la región a la llegada de los españoles, toda vez que esa situación jugó un papel preponderante para la conquista.
La ciudad de Mérida se fundó sobre el sitio prehispánico maya de T´ho o Ichcaanzihó, como vimos líneas arriba, que a la llegada de los europeos ya no era una entidad política importante; las grandiosas edificaciones mayas estaban en ruinas y cubiertas de vegetación. Fray Lorenzo de Bienvenida las describió de esta manera en 1548: "No hay memoria de quien los hizo; paréceme que se hicieron antes de la venida de Cristo, porque tan grande estaba el monte encima de ellos como en lo bajo de la tierra. Esta gente natural no habitaba en ellos, no hacen casa sino de paja y madera" Sin embargo, esto último no quiere decir que los mayas estuvieran en el ocaso de su cultura, sino que estaban inmersos en un cambio de índole cultural, económica y social, interrumpida por la llegada de los españoles, quienes en realidad encontraron una comunidad viva y dinámica, como veremos a continuación.
   
   
"La actividad principal"

Esta organización no estaba orientada en la construcción de templos, palacios, obras hidráulicas, caminos, y otras obras de gran envergadura y complejidad, sino enfocada hacia una organización social mercantil, cuya actividad principal se concentraba en la circulación de bienes y el control de las rutas comerciales. Para algunos investigadores, es también una época durante la cual la guerra y la dominación adquieren un significado especial en la lucha por el control de recursos estratégicos y la expansión territorial.

Durante el periodo Postclásico tardío imperó en el área maya un sistema tributario mercantil que, en Yucatán, tuvo su apogeo durante la hegemonía de Mayapán, sede de un presunto gobierno centralizado durante la última mitad del siglo XIII, pero destruido por un levantamiento a fines de la primera mitad del siglo XIV. Después de la desintegración del gobierno de Mayapán, se formaron 16 provincias, llamadas también cacicazgos que tenían varias formas de organización social. Esta fue la disposición territorial que prevalecía a la llegada de los españoles, y a la que estaba integrada Tho.

   
Durante el Postclásico hubo una mayor identidad entre los mercaderes y el gobierno, ya que gran parte del producto obtenido a través del tributo, fue capitalizado hacia el comercio, lo cual permitió a los mercaderes consolidarse en la estructura estatal.
De esta manera, es válido suponer que Montejo el Mozo decidiera establecer la capital de la provincia en un lugar que no estuviera abandonado y si por el contrario, habitado por una considerable cantidad de indígenas que les servirían en el futuro como mano de obra.
Sin embargo, el proceso de la conquista de la península yucateca fue largo y doloroso, sobre todo por la presencia de cacicazgos sumamente belicosos, y se desarrolló en tres etapas principales divididas de la siguiente manera: La primera fase fue de 1527 a 1529 (la entrada por la costa oriental); la segunda de 1529 a 1535 (la conquista por el oeste) y la conquista final de 1535 a 1548 Aunque el adelantado Francisco de Montejo encabezó el inicio de la conquista, fue su hijo el mozo, quien llevó al éxito la empresa en la que también jugó un papel importante el sobrino del Adelantado.
 
" La estrategia"
La experiencia de varios años de reveses, fracasos, así como de éxitos parciales, fue enseñando paulatinamente a los españoles la estrategia a seguir que habría de terminar con la resistencia indígena e iniciar el establecimiento de la dominación española.
Para que la conquista tuviera éxito, se conjugaron varios factores que permitieron llevarla a buen término, entre ellos los siguientes:

1 Las alianzas establecidas por los españoles con ciertos cacicazgos, aprovechando las enemistades internas de éstas.
2
La elección de la ubicación de la capital administrativa en un sitio fortificado -entendiéndose como esto la presencia de grandes edificaciones mayas- no aislado, sino cercano a la costa y a los principales establecimientos españoles de entonces, en particular de San Francisco de Campeche y que sirviera de base para el sometimiento de las zonas hostiles del interior, principalmente del oriente.
3
La existencia suficiente de población indígena para el servicio de los españoles en las regiones aledañas al asentamiento principal de éstos, así como la presencia de recursos naturales básicos como el agua.
4
Un aspecto ideológico muy importante, pero poco conocido, el establecimiento de la capital en un sitio de gran significación religiosa, ya que era "asiento" del katun 11 Ahau, fecha maya precisamente escogida por los españoles para establecer la capital de su dominio.
A este respecto, cabe mencionar que no era la primera vez que se intentaba fundar la ciudad capital en un lugar considerado sagrado para los habitantes prehispánicos, como por ejemplo el establecimiento en 1533, de Ciudad Real de Chichén ltzá, por conducto de Montejo el Mozo, "ya que a su cenote sagrado acudían peregrinos de muchas partes de la zona maya". Después de tener que abandonar el lugar por la extrema belicosidad mostrada por los cupules, la provincia de los Cupul era una de las más grandes y posiblemente la más poblada de Yucatán al momento de la conquista, Montejo ordena trasladar la capital a Dzilam, lugar que tenía la ventaja de estar ubicada en la costa y de contar además con aliados indígenas de las provincias cercanas.
Desafortunadamente para los conquistadores, factores de la más diversa índole los obligaron a abandonar también el lugar.

Es por todo lo anterior que Francisco de Montejo el Mozo, decide dirigirse a T´ho. Así, después de entrar por San Francisco de Campeche y de avanzar hacia el interior hasta la provincia de Chakan, "Montejo dispuso que salieran 20 hombres y un capitán con encargo de ir a explorar el asiento de T´ho, a donde pensaba trasladarse en breve. Dzibikal, lugar en donde estaban acampados, distaba solo 4 leguas de T´ho y en una mañana los exploradores caminaron el trayecto que separaba las dos poblaciones. Encontraron que T´ho era un lugarejo de indios mayas aposentados en chozas de paja y madera, junto a colosales ruinas y restos de antiguos edificios en alto grado sorprendentes y bellos que coronaban cerros cubiertos de añeja arboleda. Los exploradores se quedaron estáticos contemplando aquellas grandiosas ruinas, las primeras que conocían y veían en tan remotos lugares y que les trajeron a la memoria los recuerdos de la patria ausente, por las ruinas romanas esparcidas en ella. Concluida su misión, volvieron a Dzibikal a informar al capitán general. La ocupación no tendría dificultad, no habla allí que vencer resistencia de belicosos guerreros. Siendo tan favorables los informes dados por los exploradores, se dio inmediatamente la orden de marcha. Todo el ejército se puso en camino y después de algunas horas, se asentaron en la ciudad. Habiendo impuesto entonces el mando español en la región cercana, consideró Montejo el mozo que era propicio el tiempo para la fundación de la capital de Yucatán. Así, el 6 de enero de 1542 estableció la capital en las ruinas de T´ho, dándole el nombre de Mérida, "porque en su asiento hallaron edificios de cal y canto bien labrados y con muchas molduras como las que los romanos hicieron en Mérida, la de España".

 
 
El Archivo Histórico de Mérida Yucatán se localiza en el edificio conocido como “Villa Amira” en Avenida Paseo de Montejo Número 479 A esquina con 39, Colonia Centro. Comentarios y sugerencias: archivohistorico@merida.gob.mx