Archivo Histórico
Ayuntamiento de Mérida, Yucatán
inicio | nosotros | acervo | enlaces | contacto
Ateneo Peninsular   Regresar
Singular joya histórica y arquitectónica de Mérida
Segunda etapa: el Seminario de San Ildefonso
En 1751, el entonces obispo de Yucatán, Fr. Francisco de San Buenaventura Martínez de Tejada Díez de Velazco, fundó el Seminario Conciliar de Nuestra Señora del Santísimo Rosario y de San Ildefonso o Colegio Tridentino, en los patios de lo que fue el Palacio Episcopal, hoy Ateneo Peninsular. En 1761 se funda y construye el local del Seminario Conciliar de San Ildefonso; es un edificio de dos plantas con patio central de arcos de medio punto y portada manierista. Los principales motivos que movieron al obispo a fundar el seminario fueron, por una parte, que la enseñanza que desde hacía años se impartía en el Convento Mayor de San Francisco estaba casi en crisis por la decadencia de esa orden en el país, y además, por que la educación estaba restringida a las personas que aspiraban a la profesión monástica. En esa época, la Universidad de San Javier, fundada tiempo atrás por los jesuitas, se limitaba a la enseñanza superior, ya que su Colegio de San Pedro había cerrado por falta de recursos económicos y sacerdotes que se hicieran cargo de él. Por tanto, había llegado el momento no solo oportuno, sino imperioso, de fundar el Seminario Conciliar.

Pese a la difícil situación económica y social por la que atravesaba la diócesis en ese momento, el Obispo de Yucatán solicitó al rey Fernando VI la autorización para fundar el Seminario y una vez obtenida, expidió el decreto de establecimiento el 24 de marzo de 1751 y le otorgó el título de Nuestra Señora del Rosario y del patrón de la Catedral, San Ildefonso, Arzobispo de Toledo. Para la realización de la obra, el prelado cedió los patios y huertos del Palacio Episcopal, se trazaron los cimientos y comenzó la obra. Empero, como el Obispo no quería esperar el final de la obra para comenzar a impartir cátedras, prestó el local donde funcionaba el Colegio de San Pedro de los jesuitas (ubicado en el mismo sitio que albergó el Instituto Literario del Estado y que hoy ocupa la Universidad de Yucatán) y el 22 de abril de ese mismo año, instaló solemnemente en ese lugar el Seminario Diocesano, cuyo rector fue el Pbro. Félix López. El Seminario comenzó con 6 alumnos internos, muchos externos y las primeras cátedras. El primer local propio del seminario constaba de dos plantas, con ventanas en la baja y balcones en la alta, numerosas recámaras, extensas galerías, aulas, capilla, sacristía, sala rectoral, biblioteca, comedor y cocina.

Estaba comunicado al fondo con la catedral y en algún tiempo una de sus partes fue ocupada para los servicios del templo. Empero, cuando se le comenzó a utilizar para otras actividades se le segregó definitivamente y perdió otra sección al formarse el “Pasaje de la Revolución”.

El antiguo seminario conserva una hermosa portada de piedra con una no menos elegante ventana central enrejada, flanqueada por dos estatuas labradas en piedra: de la Virgen del Rosario y de San Ildefonso.

En el interior, su principal característica eran las arcadas de su pequeño patio de aire medieval, con influencia moruna y un pozo con sus primitivos hierros sobre el brocal. Las funciones del Seminario cesaron en 1861, con el decreto de las Leyes de Reforma, que, entre otras cosas, declaraban extinto ese instituto educativo. Actualmente, el Seminario funciona en un local propio de la colonia Itzimná.

 

 
De interés
  - Archivo General del Estado
- Biblioteca Virtual de Yucatán
- Historia de Mérida
- Más enlaces de interés
Acervo
 
Acceder al Fondo Documental Acceder al Fondo Videoteca
Acceder al Fondo Bibliográfico Acceder al Fondo Hemeroteca
Bibliográfico Hemeroteca
Acceder al Fondo Fototeca Acceder al Fondo Mapoteca
Fototeca Mapoteca
Acceder al Fondo Audioteca Acceder al Fondo de Población
Audioteca Población
 
El Archivo Histórico de Mérida Yucatán se localiza en el edificio conocido como “Villa Amira” en Avenida Paseo de Montejo Número 479 A esquina con 39, Colonia Centro. Comentarios y sugerencias: archivohistorico@merida.gob.mx