Archivo Histórico
Ayuntamiento de Mérida, Yucatán
inicio | nosotros | acervo | enlaces | contacto
Inicio > Mérida y su Historia > Acta de la fundación de Mérida   Regresar
 
Acta de la fundación de Mérida
"En la provincia de Que Peche, a los seis días del mes de enero del año mil quinientos cuarenta y dos, Yo, Don Francisco de Montejo, Teniente de Gobernador y Justicia mayor repartidor y Capitán General de estas provincias de Yucatán, Cozumel, por su majestad, digo que por cuanto el ilustre señor El Adelantado, Don Francisco de Montejo; Gobernador y Justicia mayor en ellas, con sus poderes, me hubo enviado a ellas, para conquistar y pacificar así como poblarlas de cristianos, ciudades, villas y lugares, aquellas que al servicio de Dios y de su majestad viere que conviene, y porque después de venido, efectuado lo que me fue mandado, conquiste y pacifique la provincia de Can Peche y Acanul, y en ella, a donde mejor me pareció convenía, hice y poblé una villa , que se llama la villa de San Francisco y edifique la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, según mas largo se contiene en el libro de Cabildo que en la dicha villa hice. Quiero, usando de los dichos poderes que para ello tengo, y porque así me fue mandado por el ilustre señor Adelantado por una instrucción suya firmada de su nombre, poblar, edificar una ciudad de cien vecinos a la cual fundo y hago honor y reverencia de nuestra señora de la Encarnación y la dicha ciudad le doy por nombre a tal: La ciudad de Mérida, que nuestro señor guarde para su santo servicio por largos tiempos, con protestación que hago que si al servicio de Dios nuestro señor y de su majestad o al bien de los naturales viere que conviene mudarla, con parecer de dicho señor Gobernador y señores del Cabildo, pero se ha visto no caer en mal caso ni caer en ninguna pena, porque mi intención es buena y santa. Otrosí, para que la dicha ciudad de Mérida no decaiga y de continuo permanezca, mando al reverendo padre cura Francisco Hernández, que en lo mejor de toda la traza que en la dicha ciudad hiciere, tomar solar y sitio para hacer la Iglesia mayor," la cual al presente mando se fabrique, a donde los fieles cristianos hayan doctrina y les administren los Sacramentos, y le doy por apellido nuestra señora de la Encarnación, la cual tomo por abogada así para que de continuo me de gracia, ensanche su santa fe católica, como para que tenga debajo de su guarda y amparo la dicha ciudad de Mérida y a los cristianos que en ella moraran. Otrosí, para que la dicha ciudad de Mérida sea bien gobernada y en justicia mantenido, usando de los dichos poderes que para ello tengo, hago justicia, alcaldes, regidores a los siguientes: Jorge Villagomez, Francisco de Bracamonte, Francisco de Ciesa, Gonzalo Mendez, Juan de Urrutia, Luis Díaz, Hernando de Aguilar, Pedro Galiano, Francisco de Berrio, Pedro Díaz, Pedro Costilla, Alonso Arebalo, Gaspar Pacheco y Alonso de Reynoso, alcaldes en nombre de su majestad, recibí juramento en forma debida de derecho, después de haber dicho: si juro y amen. Juraron de usar y ejercer bien y fielmente el oficio de alcaldes ordinarios, y que por amor, ni desamor, dadivas, ni promesas, no dejaran indefensa la ejecución de la justicia, antes como buenos alcaldes y ejecutores, ejecutaran las blasfemias contra Dios y sus santos, abreviaran pleitos a las viudas y pobres, y a todos demandantes y reindefendientes harán justicia y guardo leyes y pragmáticas de su majestad, y su consejo de letrado para los tales casos fuere menester, tomaran asesor para que les encaminen derecho. Presentes por regidores, Jorge de Villagomez, Francisco de Bracamonte, Francisco de Ciesa, Gonzalo Mendez, Luis Díaz, Juan de Urrutia, Hernando de Aguilar, Pedro Galiano, Francisco de Berrio, Pedro Díaz, Alonso de Arebalo, Pedro Costilla. Recibidas en sus manos las varas dadas por mano de dicho señor teniente de gobernador, se hizo con toda la demás solemnidad de derecho, sin haber en ello contradicción alguna, los dichos señores regidores, después de elegida justicia pusieron la mano en la cruz y juraron a Dios en forma debida de derecho, y después de haber dicho: si juro y amen, prometieron su cargo del dicho juramento, de procurar el bien común de la ciudad de Mérida, y si algo que al servicio de su majestad viere que conviene juntaran su Cabildo y avisaran de ello protestando como protestaron pedir a su majestad, franquezas y libertades, así para aumentar este Cabildo como para el gobierno de la dicha ciudad. Lo cual todo paso mes y año susodicho, por ante mí el dicho escribano, los cuales firmaron aquí sus nombres juntamente con el señor teniente Don Francisco de Montejo, Gaspar Pacheco, Alonso de Reynoso, Jorge de Villagomez, Francisco de Bracamonte, Francisco de Ciesa, Luis Díaz, Gonzalo Mendez, Juan de Urrutia, Hernando de Aguilar, Pedro Galiano, Francisco de Berrio, Pedro Díaz de Monjibar, Alonso de Arebalo, Pedro Costilla".
Descarga el video de Mérida y su historia Descarga el video de Mérida y su historia Obtener QuickTime Player
De interés
  - Archivo General del Estado
- Biblioteca Virtual de Yucatán
- Historia de Mérida
- Más enlaces de interés
Acervo
 
Acceder al Fondo Documental Acceder al Fondo Videoteca
Acceder al Fondo Bibliográfico Acceder al Fondo Hemeroteca
Bibliográfico Hemeroteca
Acceder al Fondo Fototeca Acceder al Fondo Mapoteca
Fototeca Mapoteca
Acceder al Fondo Audioteca Acceder al Fondo de Población
Audioteca Población
 
El Archivo Histórico de Mérida Yucatán se localiza en el edificio conocido como “Villa Amira” en Avenida Paseo de Montejo Número 479 A esquina con 39, Colonia Centro. Comentarios y sugerencias: archivohistorico@merida.gob.mx